zooplus.es

Xana

Xana fue abandonada en un centro comercial. La que hasta entonces fue su familia, ni siquiera se llevó el transportín donde la dejaron sola a su suerte7,35, en medio de un aparcamiento abarrotado de coches que iban y venían. Ella, aterrada, se buscó la vida para poder subsistir, mendigando entre los coches algo que llevarse a la boca. Abandonada sin castrar, Xana tuvo que hacer frente a los gatos que la acosaban, perdiendo la batalla y quedando embarazada en su primer celo. Sobrevivieron dos de sus cuatro cachorros. Una madre abnegada y protectora que cayó en su enfermedad por pura debilidad.

Cuando la rescatamos, Xana tenía su tercer párpado cubriéndole sus preciosos y tristes ojitos, era una señal inequívoca de que algo no funcionaba bien. Pensamos que era por inanición, por debilidad, por deshidratación. Comia como si no lo hubiera hecho en su vida, pero a los 10 días empeoró. Empezó con diarreas sanguinolentas, a estar apática. Ya no tenía apetito.

Después de numerosas y costosas pruebas y de estar 15 días hospitalizada nos dieron la noticia de que Xana tiene PIF. El 95 % de los gatos que lo tienen mueren. Tuvimos que decidir acerca de su vida… o su muerte. Debatimos mucho sobre qué hacer con Xana. Muchos dijeron que los recursos que estabamos empleando con ella servirían para salvar a más gatos, pero Xana tiene un don especial, casi humano, de mirarnos a los ojos y pedirnos que no la sacrifiquemos,  que sólo le faltaba coger fuerzas y volver a vivir. No tenía la culpa de lo que unos humanos sin escrúpulos hicieron con ella.

Y, ahora, ¿cómo está Xana?

Contra todo pronóstico Xana salió adelante. Es la prueba de que no hay que darse por vencido a la primera, la filosofía que mantenemos en 4 Gatos. Vive actualmente feliz en un hogar, como un gato normal. Su calidad de vida es excelente, su único problema es que no puede convivir con otros felinos. Xana es la gata ideal, el maravilloso ser del que cualquiera se enamoraría. Lo que nos piden muchas veces en adopción, una gatita buena, cariñosa, dulce. Esa es ella.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: