zooplus.es

Bimba

4gatosmadrid.org BIMBA no es el nombre que le pusieron, pero hemos querido borrar toda huella de unos humanos caprichosos a los que se les antojó un bebé de gato para regalar a su hija pequeña. Un ser vivo no es el juguete de un niño pequeño. ¿Cómo dejar un bebé al cuidado de otro bebé? Bimba fue el asustado objeto de pellizcos, maltrato, golpes de su inconsciente dueña hasta que un día intentó zafarse de ella como pudo y se escondió aterrada. Su familia humana la desechó en la perrera argumentando que era muy agresiva y que no se dejaba manipular.

La perrera se convirtió entonces en su cárcel desde que tuvo pocos meses.  Un frío lugar donde tampoco recibió afecto y donde sus traumas se continuaron desarrollando. Ha permanecido en un espacio reducido desde su más tierna infancia, sin poder hacer el ejercicio, sin amor, rodeada de gritos de otros gatos y perros que sufrían tanto o más que ella. Cuando la recogimos apenas si se sostenía en pie, ya que nunca pudo andar en una jaula tan reducida. Se movía nerviosa en los espacios grandes, no sabía qué hacer con su libertad. Tenía miedo, mucho miedo de los humanos.

Hemos tardado algún tiempo en recuperarla. Han sido muchas sesiones de amor, comprensión y apoyo. Ahora está preparada para ser adoptada. Es divina, guapa, curiosa. Ha comprendido que no todos los humanos somos monstruos y podemos dar afecto. Busca alguien que le devuelva la infancia y la vida que se le quebró por unos caprichosos e irresponsables. En sus ojos podemos vislumbrar la tristeza de una joven con mirada de anciana llena de amor y esperanza.

Bimba ha sido por fin adoptada y está haciendo a su nueva familia un poco más feliz, pero aún tenemos muchos peques que necesitan de tu ayuda.  Si quieres ser parte de su familia, ve a la sección de cómo adoptar.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: