zooplus.es

Bob y Patricio


Bob y Patricio vivían en la calle, en la Colonia de Villarejo, entre basura, tráfico y muchas necesidades. Su vida fue dura desde que nacieron. Los detectamos hace poco. Son aún unos cachorrillos. El ojo de Bob tenía una infección y Patricio estaba sucio y despeluchado. A pesar de que su mamá lo intentaba no siempre comían. Cuando la alimentadora de la colonia iba de visita, la mamá intentaba darles algo que echarse a la boca si tardaba tenía que improvisar con algún insecto. Ella los tenía escondidos en una tubería de hormigón a salvo de humanos dañinos y otros gatos curiosos.

Sin embargo corrían peligro. El tubo es en realidad un desagüe que se anega con las lluvias. Si bien los gatos son muy listos para predecir estas cosas, veíamos a los bebés muy débiles para valerse por sí mismos y poder huir.

Un día nos los trajimos. Lo primero fue darles tratamiento veterinario y por su puesto comida. ¡Devoraban!


En estos pocos días su aspecto mejoró, su salud está totalmente rehabilitada. Finalmente encontramos una familia que quiso hacer feliz a estos bichines para toda la vida. Aún tenemos muchos peques que necesitan un hogar. Si deseaa darles una oportunidad, ve a la sección de gatos en adopción, y llena de amor a estos pequeños

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: