zooplus.es

La historia completa de Mila, la gatita del tejado

La información que nos llegaba era muy confusa. Una persona nos preguntaba si estábamos rescatando a una gatita que llevaba dos días subida a al tejado del instituto Juan Gris de Móstoles. La pobre iba allí con regularidad pero en una de sus visitas podaron el árbol por donde había accedido y no podía bajar.

No sabíamos de lo que nos estaban hablando. La asociación Laddra nos puso al corriente y fuimos in situ a ver lo que pasaba. Algunos decían que el ayuntamiento les informó de que éramos nosotros los que actuaríamos porque habíamos hecho un acuerdo con ellos. La realidad es que sólo acordamos el sacrificio cero en el centro de recogida de animales, pero no recibimos subvenciones ni ayudas de ningún tipo por parte de nadie. La asociación ALBA es quien está actualmente castrando en colegios municipales subvencionados por el Ayuntamiento de Móstoles.

En cualquier caso la gata nos necesitaba. El instituto Juan Gris está prácticamente en ruinas, vallado y no se permite el acceso. Además el acceso desde dentro a la terraza está condenado y tapiado. La única manera de acceder era con una escala de bomberos. Estuvimos haciendo gestiones durante 5 horas interminables avisando a la concejalía, policía, bomberos, otras asociaciones, asesoramiento legal. Ya por la noche y con ayuda del concejal los bomberos acudieron. Pusieron una jaula trampa de Laddra y otra de 4 Gatos Madrid con comida. Teníamos la esperanza de que por la noche entrara y pudiéramos bajarla sana y salva.

Son unos días especialmente fríos en Madrid y con una lluvia constante. La gatita estaría empapada, desesperada, con mucha hambre. Al día siguiente no sólo no teníamos a la gata, sino que había desaparecido completamente. Vimos al resto de su colonia por los jardines pero ni rastro de ella. Tuvo que pasar otra noche más para poder rescatarla. Entró en la jaula de 4 Gatos Madrid. Los bomberos llegaron en breves minutos por la mañana y la bajaron. Mila, que así la llamamos, había sido rescatada después de cinco interminables días de llamadas, gestiones, desvelos, preocupación. Un infierno aún más terrible para la pobre Mila.

4 Gatos Madrid dejamos a Mila en la que va a ser su casa de acogida y la asociación Laddra ha anunciado que se hará cargo de la esterilización y todos los gastos veterinarios. Una historia con final feliz.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: