zooplus.es

Tuki y Kiss

4gatosmadrid.org Parece mentira que estas preciosidades estuvieran en la calle, pero así era. Con menos de un añito, Tuki fue expulsado de su casa y acabó viviendo junto a Kiss, un bebé de tres meses también abandonado. No sabían a dónde ir ni valerse por sí mismos. Se quedaron en el mismo parque donde se deshicieron de ellos, junto a una colonia establecida de gatos, que afortunadamente les aceptó.

Sin embargo ellos no eran gatos callejeros, ni sabían qué hacer. Hubieran muerto de hambre si no fuera por los desvelos de su alimentadora, que detectó a los dos nuevos en seguida. Desde luego esos gatos no eran habituales de la colonia. Una noche aparecieron de la nada, agazapados detrás de un seto. El hambre por la comida de la alimentadora fue más fuerte que la prudencia, Tuki hacía de papá de Kiss y le empezó a defender de los demás peligros. Le acercaba comida, le cobijaba cuando llovía o hacía frío. Por la relación especial que ambos cabe la posibilidad de que hubieran pertenecido a los mismos dueños. No lo podemos saber.

Un día decidimos cogerles y darles un poco de calor en una casa de acogida. A pesar de que la alimentadora nos advirtió de su docilidad, nunca pensábamos que podía ser tan fácil su adaptación a un hogar. No sólo no extrañaban el nuevo entorno.4gatosmadrid.org  Estaban encantados y reconocían las cosas humanas, las sillas, la cama, las manos que les acariciaban. Tuki sigue vigilando que Kiss coma, se asee correctamente, se pone delante de ella cuando escucha algún ruido extraño,  se pone a su lado a la hora de dormir. Como sólo un protector papá haría. Una condición humana que desgraciadamente quienes los abandonaron no tuvieron.

Tuki y Kiss están actualmente adoptados. Consulta nuestros casos en adopción en la sección de cómo adoptar.

4gatosmadrid.org

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: